Luego de seis años y medio de matrimonio Kim Kardashian West solicitó el divorcio de Kanye West el viernes, según muestran los registros judiciales. La medida trae un final inminente a una de las uniones de celebridades más seguidas del siglo XXI: el matrimonio de una superestrella de los reality shows y un fenómeno del hip-hop.


La pareja tiene 4 hijos y una gran fortuna que dividir.

Kardashian busca la custodia compartida de los niños y su presentación en corte establece que la pareja tiene un acuerdo prenupcial que determinará cómo se dividirán sus activos. Cita diferencias irreconciliables para su ruptura y no menciona una fecha de separación.

La pareja comenzó a salir en 2012 y tuvo su primer hijo en 2013. West pidió su mano más tarde ese año en la pantalla gigante en el estadio de los Gigantes de San Francisco, y los dos se casaron el 24 de mayo de 2014 en una ceremonia en una fortaleza renacentista. en Florencia, Italia.

El comienzo del fin del matrimonio se produce después del anuncio de septiembre de que el programa que hizo el nombre de su familia, «Keeping Up With The Kardashians», llegaría a su fin en 2021 después de 14 años.


Fue el primer matrimonio para West, de 43 años, y el tercero para Kardashian, de 40. Si bien la unión no fue larga, superó las predicciones de muchos cínicos que pensaban que la perdición era inevitable dadas las dos personalidades de gran tamaño, la conocida volatilidad de West y el hecho de que el matrimonio anterior de Kardashian con el ex jugador de la NBA Kris Humphries fue fugazmente breve.

De esta forma contra todo pronóstico el matrimonio ha llegado a seis años y medios.

Kim y West tiene cuatro hijos de 7 años o menos: North, 7 años, Saint, 5 años, Chicago, 3 años y Psalm, 21 meses.