Fotos de pixabay

Un juez determinó este lunes que las multas impuestas sobre propietarios de viviendas en Miami Beach que rentaban a corto plazo a través de la plataforma de Airbnb van en contra de la ley.


De esta forma el juez Hanzman revocó las exorbitantes multas que la ciudad de Miami Beach le impuso a los propietarios de viviendas turísticas, algunas de estas, alcanzando los 100 mil dólares, por ir en contra de una ley federal que pone un límite de $1000 al día.

«Los límites establecidos por la legislatura … pueden no ser adecuados a la vista de la ciudad para obligar (o motivar) a los propietarios más ricos de Miami Beach a cumplir con estas ordenanzas», escribió Hanzman. «La ciudad puede (o no) estar en lo correcto, pero es un asunto que debe abordarse en Tallahassee».

Hanzman rechazó la prohibición de la ciudad de usar Airbnb como «ilegal e inaplicable», lo que significa que los alquileres a corto plazo son una vez más legales en Miami Beach, al menos hasta que el ayuntamiento apruebe una nueva prohibición, lo que parece probable. Por ahora, esas son buenas noticias para los propietarios como Natalie Nichols, la residente de Miami Beach que presentó la demanda que resultó en el fallo del lunes.

Según AmericaTeVe el alcalde de Miami Beach, Dan Gerber, dijo en un comunicado de prensa que apelará la decisión.


«No estamos de acuerdo con la decisión de la corte con respecto a este asunto. La ciudad de Miami Beach tiene la intención de apelar esta decisión. Hubo necesidad de sanciones más sustanciales ya que la ciudad tiene la obligación de mantener la estética, el carácter y la tranquilidad de nuestros barrios residenciales».