El actor mexicano Pablo Lyle, acusado de homicidio involuntario del cubano Juan Ricardo Hernández en Miami, tiene una cosa menos de que preocuparse: la demanda civil contra su persona no procederá.

Lyle se encuentra en espera de juicio penal por los eventos que tuvieron lugar en marzo del 2019 cuando cobrara la vida del padre cubano tras propinarle un puñetazo.


Lyle y su cuñado, Lucas Delfino, habían sido demandados por el hijo del fallecido Juan Ricardo Hernández por daño emocional con el fin de obtener una compensación económica de 15 mil dólares.

Se dio a conocer que por el momento, el juez del caso de Lyle desestimó la querella que interpuso Juan Ricardo Hernández Jr. porque no podría dar una resolución a la demanda, no hasta que el acusado enfrente el juicio criminal por el fallecimiento del cubano.

Dicho juicio está programado para el mes de septiembre, luego de haber sido pospuesto en numerosas ocasiones a petición de la defensa del actor.

Sobre la reciente decisión del juez, de acuerdo con lo que dio a conocer el programa “Ventaneando”, en donde se compartió un fragmento de la audiencia, el Juez optó por apegarse a la Quinta Enmienda, que refiere a los derechos de los acusados, como a tener un debido proceso y a no ser juzgados dos veces por el mismo delito.