El judo cubano no tuvo muy buenos resultados en el Grand Slam de París. Las mayores esperanzas estaban cifradas en Kaliema Antomarchi y Vanessa Godínez, medallistas de oro en el Abierto de Arlo, Bélgica.


Sin embargo, el mejor resultado de la comitiva fue el séptimo puesto alcanzado por la santiaguera Aliuska Ojeda en los 57 kilogramos, quien en Bélgica apenas si había podido avanzar en la competencia.

La francesa Madeleine Malong tomó desquite de la derrota sufrida por su coterránea Mathilde Gil a manos de Kaliema y ahora, por diferencia de shido, le devolvió la afrenta en el mismísimo combate inicial.

A su vez, Alex García (+100 kg) quien también se habia coronado en Bélgica en el Abierto de Visé, fue liquidado por el alemán Andre Breitbarth.

Con siete preseas de oro, cuatro de plata y dos de bronce, Japón fue el gran ganador en el Grand Slam de París 2017, que contó con la participación de 412 judocas provenientes de 61 países.


Los judocas cubanos se presentarán próximamente en el Grand Prix de Dusseldorf, Alemania, del 24 al 26 de febrero.