Cuatro oficiales de la Policía de Miami se encontraban en una joyería en la Pequeña Habana cuando dos adolescentes intentaron entrar a robar.


Los detalles que recogió 7 News cuentan que todo sucedió el viernes en la tarde en Frank Joyería, un negocio familiar de más de 50 años en la Pequeña Habana, fundado por un cubano que llegó a Miami hace más de 5 décadas.

El video de vigilancia de la joyería muestra a dos adolescentes que se acercan con una mochila a la puerta de la tienda. Uno de ellos pasa trabajo para abrir la puerta y entonces nota a cuatro policías dentro. Enseguida se dan la vuelta y comienzan a irse.

Pero ya era muy tarde para ellos, uno de los oficiales que iba hacia la puerta al verlo se dio cuenta de su actitud sospechosa y salieron todos corriendo a perseguirles.

«Gracias a Dios, los policías estaban aquí e hicieron un trabajo fenomenal», dijo. «Estoy muy orgulloso del Departamento de Policía de la Ciudad de Miami».


El dueño de la joyería, que no reveló su nombre real pero que los residentes del área conocen como «Frank», dijo a 7 News que este dúo tenía malas intenciones.

«Tenían armas en la bolsa», dijo, citando lo que los detectives de la policía le contaron más tarde.

«Estaban tratando de abrir esta puerta, así como así», dijo «Frank» cuando volvió a representar el incidente para las cámaras de 7News. «Ahí fue cuando el oficial escuchó la puerta, el oficial notó que algo estaba pasando, [los adolescentes] agarraron la bolsa y comenzaron a correr».

Las cámaras de seguridad captaron la actividad tanto fuera como dentro del local. Justo antes de que todo sucediera se puede ver a los cuatro oficiales conversando con Frank dentro del establecimiento. Uno de ellos parece estar probándose un reloj.

Si algo no se esperaban los adolescentes era su presencia dentro del negocio. Durante la persecución los policías se subieron a la patrulla y pocos minutos después atraparon a los jóvenes.

«Gran trabajo que hicieron. Los felicito. Realmente me salvaron «, dijo» Frank. «Salvaron la tienda de un robo a mano armada. [Los adolescentes] en realidad tenían armas dentro de la bolsa «.

«Mi padre comenzó esta tienda cuando regresó de la Bahía de Cochinos», dijo «Frank». «Hemos tenido un negocio ininterrumpido por más de 50 años».

Los adolescentes no fueron identificados, pero la policía cree que podrían estar relacionados con otro robo reciente.