screen-shot-2016-08-16-at-2-55-45-pm


Según informaron medios locales, Austin Harrouff, el joven de Florida que mató a cuchilladas en agosto pasado a un matrimonio y fue detenido por la Policía cuando mordía la cara de una de las víctimas, fue acusado de asesinato en primer grado.

Harrouff, de 19 años, fue acusado de dos cargos de asesinato en primer grado y otro de intento de asesinato por la muerte de John Steven, de 59 años, y Michelle Mishcon, de 53, en su casa cerca de la localidad de Jupiter, en el condado de Palm Beach, al norte de Miami.

Harrouff permanece todavía internado en un hospital y bajo custodia de efectivos de la oficina del alguacil del condado de Martin, según el canal local WSVN.

Michelle Mishcon y John Steven fueron apuñalados brutalmente en su vivienda el 14 de agosto pasado por Harrouff, hijo de un dentista y estudiante de la Universidad Estatal de Florida (FSU).

El joven mostró frente a la Policía una fuerza fuera de lo común, lo que llevó a pensar que había consumido “flakka”, una potente droga sintética originaria de China y causante de numerosas muertes en Florida, aunque también pudo haber ingerido alguna sustancia cáustica, según las autoridades.


Para reducir a Harrouff y apartarlo del cuerpo sin vida de Stevens se necesitó a cuatro policías. Antes, uno de ellos le disparó con una pistola eléctrica, pero ni eso sirvió para que dejara de morder la cara de la víctima.

Harrouf, sin libertad bajo fianza, será transferido del Hospital St. Mary a la cárcel del condado de Martin, agregó el canal.