homenaje_a_jose_fdez_2


Luego de poco más de dos semanas, la trágica muerte del lanzador cubano de los Marlins de Miami, José Fernández, sigue presente entre los peloteros de las Grandes Ligas, especialmente entre los que todavía compiten en la fase final de la temporada.

De ahí que los homenajes a su memoria continúen en los diamantes de las Grandes Ligas de los equipos que compiten por alcanzar el título de la Serie Mundial.

Aaron Sánchez, un joven abridor hispano, que la pasada noche trabajó con los Azulejos de Toronto, en el partido que ganaron por 7-6 a los Vigilantes de Texas, subió al montículo con las iniciales «JDF16» en su gorra.

«Este muchacho era de mi edad y tenía el mundo en sus manos», declaró Sánchez después de la victoria de los Azulejos. «Era uno de los mejores lanzadores del béisbol, si es que no era el mejor. Ver algo como lo que le pasó, algo tan poco común, fue muy duro para mí».

«Tuve la oportunidad de conocerlo en el Juego de Estrellas y después de eso compartimos algunos mensajes de textos. Obviamente es una situación con la que no quieres enfrentarte nunca en la vida», admitió Sánchez. «Para mí, este homenaje era algo que tenía que hacer, y definitivamente fue lo correcto».