Un joven de tan solo 19 años espera en la frontera de México con Estados Unidos la oportunidad de poder reencontrarse con su madre que vive en Miami.


“Mi mamá tiene casi dos años de que llegó a Estados Unidos, pero yo me atrasé porque en la lancha que escapamos tuvo problemas y nos separaron por hombres y mujeres. No puedo regresar a Cuba, pero tampoco me dejan llegar con mi mamá”, dijo el joven al diario El Mañana en Nuevo Laredo.

“La gente a veces nos dice cosas, pero ellos no viven lo que nosotros vivimos en Cuba, no es fácil salir adelante y que aún te enfrentes a barreras cuando creías estar en libertad”, dijo el joven.

Las autoridades estadounidenses se han situado en medio del puente y no dejan pasar a nadie que no tenga una visa.

Al menos 55 migrantes esperan a mitad del Puente Puerta de las Américas, no son sólo cubanos, sino también migrantes de Guatemala, Brasil, incluso de otros continentes.