Tras cumplir meses de misión en Afganistán como miembro de las fuerzas armadas de la Marina de los Estados Unidos, Omar Cardoso, regresó a casa en Hialeah la ciudad que lo vio crecer.


Los familiares y amigos del joven cubano de 24 años, lo recibieron por todo lo alto con un emotivo encuentro que tomó conmocionó al joven soldado.

Patrullas de la policía de Miami Dade pitaban para celebrar la llegada de Cardoso, amigo de muchos de los oficiales. Su padre emocionado también estaba presente bromeando ante las cámaras de Telemundo 51 sobre lo delgado que estaba su hijo cuando se marchó y lo fornido que está ahora.

«Feliz. No podía esperar mejor recibimiento que mi departamento recibiendome aquí. Significa mucho. Muchos de estos muchachos fueron a la academia conmigo», dijo Cardoso sobre los oficiales presentes y la cálida bienvenida.

Cardoso llegó a los Estados Unidos cuando tenía 14 años y se asentó con su familia en Hialeah la ciudad que acogió como la propia y donde se tejieron sueños como los que hoy está cumpliendo.


«Estuve 14 meses fuera del país, 9 en Afganistán. Estoy contento de regresar y empezar a trabajar de nuevo con la policía», dijo Cardoso. «Se que están pasando muchas cosas. Es diferente ahora, pero estoy feliz de estar de vuelta», añadió.

«El consejo que le doy a los jóvenes, especialmente como yo que no llevan muchos años en el país, es que trabajen duro para lograr lo que quieren. Esto no ha sido fácil».

Su padre dijo: «Traerlo de Cuba fue lo mejor que pudo haber pasado para toda la familia, para él, para mí porque ha llegado a un país donde tiene un futuro».

Omar es un orgullo para toda su familia y su espíritu de superación un ejemplo a seguir para las generaciones más jóvenes.