Edgar Fonseca, joven cubano trató de asaltar un camión blindado y murió a manos de los guardias armados.

Sus compañeros en el Restaurante Chico´s de Hialeah, donde trabajaba, siguen sin entender cómo pasó esto, Fonseca era trabajador, de muy buen trato, querido por todo el que lo trataba y de excelente familia.

Le llenaron su cabeza con cantos de sirena, y encontró la muerte tratando de convertirse en un delincuente.

En las próximas horas, se sabrá más de este lamentable incidente. Edgar Fonseca era padre de una niña de 4 añitos y una esposa en estado de gestación.