El joven activista cubano, Félix Llerena, ofreció una entrevista para el portal español SinPostureo donde habló de varios temas relacionados a Cuba y el estado de los derechos humanos en la isla.


«No se puede hablar de una Cuba Post-Castro cuando continúa Raúl Castro» abrió respondiendo Félix Llerena al ser preguntado por la actualidad política.

Sobre la reciente visita del presidente español a Cuba, Félix, recalcó que esa no es la manera de ayudar al cubano de a pie.  

«Los lazos con España son irrompibles pero una cosa es ayudar al pueblo cubano y otra muy distinta es aprovecharse de la situación y sacarle dinero a la situación, que es lo que están haciendo las empresas españolas en Cuba» dijo. «Si España quiere ayudar a Cuba por ejemplo pudiera dar talleres en su embajada sobre la democracia, el estado de Derecho, la reconciliación española. Debería imprimir la declaración Universal de Derechos Humanos y compartirla en los portales de su embajada en La Habana o en los consulados. Debería exigir respeto a los miles de ciudadanos españoles que viven en Cuba y a los cuales se les viola sus derechos y no se les reconoce como ciudadanos españoles y europeos» continuó.

Llerena se mostró optimista sobre el fin de la dictadura en Cuba, «
son muchas contradicciones a las que el régimen se está enfrentando, tanto en el plano nacional, como en la arena Internacional, faltarían algunos factores, pero el cambio en Cuba está hoy más cerca que nunca» dijo.


«La gente está criticando más en las colas, en las guaguas (autobuses), en los trabajos y eso es el primer paso, la liberación individual. Lo otro son las redes sociales, el internet en Cuba es caro, es lento y es censurado, pero aún así logra abrir un gran hueco en el régimen»

Félix Yuniel Llerena López recibió en el 2017 un reconocimiento de la
Comisión de EEUU para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) y fue amenazado por la Seguridad del Estado con llevarlo a prisión.