El senador republicano, John McCain, voto en contra de la ley suspendía ObamaCare sin reemplazo dejando a los republicanos sin plan para cumplir su promesa de campaña.

En una noche y madrugada llena de tensión en el Capitolio, aproximadamente a las 2 de la mañana de este viernes McCain alzó su mano para decir “NO” al proyecto, explicando después a la prensa que “era lo correcto por hacer”.

“Desde el principio he creído que el Obamacare debe ser derogado, pero debería ser reemplazado con una solución que aumenta la competencia, reduce los costos y mejora el cuidado de salud del pueblo estadounidense”, dijo McCain.

Trump se molestó y acuso a los tres republicanos que votaron en contra de haber traicionado a los estadounidenses.