La presidenta de la Asociación de Enfermeras de Minnesota hizo llorar al presidente electo Joe Biden el miércoles cuando describió las dificultades que ella y otros trabajadores de la salud enfrentan a medida que aumentan los casos de COVID-19 en todo el país.

El momento emotivo se produjo durante una conferencia telefónica que Biden celebró con un puñado de trabajadores de primera línea de un teatro en Wilmington, Delaware, mientras se prepara para asumir el liderazgo de la lucha del país contra la pandemia.

La presidenta de MNA, Mary Turner, rompió a llorar durante la llamada mientras hablaba sobre sus experiencias en el tratamiento de pacientes con COVID-19 como enfermera de cuidados intensivos en North Memorial Medical Center en Robbinsdale.

«Yo misma he tomado la mano de pacientes moribundos que están llorando por su familia y no pueden ver», dijo Turner con la voz quebrada. “He cuidado a compañeros de trabajo mientras luchan por sus vidas con un ventilador y sabiendo que se enfermaron porque el hospital o su gobierno no los protegió”.

Turner le dijo a Biden, a quien se podía ver secándose las lágrimas de los ojos con un pañuelo, que ella y sus compañeras de enfermería todavía están reutilizando máscaras respiratorias N95 porque la pieza crítica del equipo de protección personal sigue siendo escasa.