Donald Trump y Joe Biden

El presidente electo, Joe Biden, calificó el martes el hecho de que el presidente Donald Trump no concediera las elecciones como «una vergüenza», pero dijo que ni eso ni el bloqueo de la administración Trump le impediría ponerse a trabajar.


Preguntado por sus pensamientos sobre la ansiedad que sienten algunos estadounidenses por la negativa del presidente a admitir públicamente la derrota, Biden dijo: «Sinceramente, creo que es una vergüenza».

«No ayudará al legado del presidente», dijo Biden, antes de agregar que no creía que la resistencia de Trump terminaría importando.

«Creo que al final del día todo llegará a buen término el 20 de enero», dijo Biden, refiriéndose al Día de la Inauguración.

Hasta ahora, Trump se ha negado a ceder a pesar de las proyecciones de las cadenas de televisión de que ha perdido, y los números concretos que muestran que Biden lo aventaja por más de 10,000 votos en al menos tres estados indecisos que Trump tendría que cambiar, un margen que no se ha superado en ningún tipo de recuento estatal anteriormente. Algunos republicanos han dicho que el presidente, que ha sostenido que ganó las elecciones, debería esperar para conceder hasta que se certifiquen los votos.


Trump, quien ganó estados clave en 2016 por un margen menor que el de Biden, reclamó la victoria horas después de que cerraron las urnas en 2016 según las proyecciones de los medios.

Cuando se le preguntó qué le diría a Trump si estuviera mirando, Biden dijo: «Señor presidente, espero hablar con usted».