Jeff Bezzos. Foto: Captura de pantalla Youtube/Bloomberg

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, entregará el lunes su cargo de director ejecutivo (CEO) a Andy Jassy, poniendo fin a una carrera de más de dos décadas liderando a la compañía a través de su evolución desde el vendedor de libros en línea hasta el gigante mundial de comercio minorista, logística e Internet de 1,75 billones de dólares.

La compañía anunció en febrero que Bezos pasaría de CEO a presidente ejecutivo, diciendo que quería dedicar más tiempo a sus otras empresas, incluido el Washington Post, la compañía espacial Blue Origin y la filantropía.


Pero incluso cuando retroceda a un rol menos público en la compañía, Bezos seguirá teniendo una tremenda influencia en Amazon en los próximos años, en virtud de ser su mayor accionista individual, un mentor desde hace mucho tiempo del CEO entrante y su rol al frente del directorio.

La salida de Bezos como CEO llega en un momento crítico para Amazon. La pandemia generó una demanda masiva de sus servicios, lo que provocó un aumento en las ganancias y en la contratación. Pero el crecimiento explosivo de la empresa solo ha aumentado la atención de los reguladores, algunos de los cuales creen que se ha vuelto demasiado grande.

No tener al hombre más rico de la Tierra al mando de la empresa podría ayudarla a capear mejor parte de ese escrutinio. Y hacerse a un lado también podría ayudar a aislar a Bezos de algunas críticas de los legisladores.