Joseph Zahralban, jefe de bomberos de Miami, se disculpó con la familia de un bombero negro que encontró sobre sus fotos personales una soga con forma de nudo corredizo en una estación de la ciudad, reporta El Nuevo Herald.


“Reciba mis más sinceras disculpas por este acto infantil, insensible e intolerable. No se trata a la familia de esa manera. Sabemos esto. Estoy avergonzado y realmente lo siento”, dijo el jefe tras reunirse con otros miembros del cuerpo para analizar el despido de seis bomberos.

Zahralban indicó que el acto, dirigido hacia Robert S. Webster, un veterano con 17 años de servicio, en donde sus compañeros sacaron fotos personales y las garabatearon, era producto de las acciones de “tontos e insensibles”.

El jefe indicó que si había sido una broma tampoco sería tolerada, y aunque se ha investigado el hecho bajo juramento, aún no han podido hallar al autor intelectual.

“El incidente ocurrió alrededor de las 2:30 de la madrugada del 9 de septiembre, cuando el huracán Irma estaba a punto de azotar el sur de la Florida. Zahralban dijo que estaba tan preocupado por los detalles que viajó a la estación para asegurarse de que la investigación se realizara “de punta a cabo”. Dijo que los tres turnos asignados a la estación fueron transferidos — un acto sin precedentes — y 11 empleados fueron suspendidos con sueldo”, explica El Nuevo Herald.