El fenómeno invernal que está azotando a Estados Unidos, tiene en su haber hasta el momento seis muertos en todo el país.

La agresiva tormenta, ha golpeado desde Alabama hasta Nueva York. Cortes eléctricos, vuelos suspendidos y buen número de accidentes de tráfico están siendo algunas de las consecuencias del temporal.

Las instituciones escolares han cerrado sus puertas en función de este evento.