La policía está investigando un tiroteo y un posible incendio provocado que dejó dos autos carbonizados en una casa del sur de Florida.


La policía dijo que comenzaron a recibir llamadas al 911 sobre un incendio cerca de la 150 terrace del suroeste y la 107 avenida alrededor de las 3 a.m. del viernes.

Además de las llamadas de un incendio, la policía también investigó informes de disparos en la zona. Están tratando de determinar si los dos están conectados.

“Los investigadores de la Unidad de Incendios Premeditados y la Unidad de Investigaciones Generales del Distrito de Kendall del Departamento de Policía de Miami-Dade están investigando un incendio residencial y un incidente de disparos que ocurrió en este lugar”, dijo el detective de la Policía de Miami-Dade, Ángel Rodríguez.

Vecinos del área describieron el caos que ocasionaron los disparos y el incendio.

«Estoy corriendo de una ventana a otra tratando de ver qué está pasando», dijo Gwen Swan a 7News.


Afuera de una vivienda dos autos estaban envueltos en llamas; un SUV Mercedes-Benz carbonizado y un sedán Honda.

“Cuando llegaron los oficiales, descubrieron que había dos vehículos estacionados que estaban completamente envueltos y las llamas de esos vehículos se extendieron a la residencia”, dijo Rodríguez.

Los investigadores dijeron que los agentes encontraron casquillos de bala en el portal de esa vivienda.

Dos personas que estaban dentro de la casa no resultaron heridas, pero no quisieron dar declaraciones a la prensa.

Los bomberos pudieron evitar que el fuego se propagara a otras casas.