Autoridades sanitarias en los Cayos de la Florida, territorio del condado de Monroe, investigan un alto número de casos de dengue en lo que va de año.


Según dijeron a la emisora pública WRLN las autoridades en Monroe, las pruebas de anticuerpos realizadas en Cayo Largo, la isla más cercana a la costa continental de EEUU, han permitido detectar en la última semana once casos más de la enfermedad, transmitida por mosquitos Aedes aegypti.

A inicios de mes se habían reportado 26 casos , a los cuales ahora se suman 11 más.

El condado Monroe cuenta con más de 45 especies de mosquitos, según la página web del Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida (FKMDC).

Desde hace años está en discusión la posibilidad de diseminar los mosquitos Aedes aegypti genéticamente modificados que produce la empresa Oxitec, para reducir las poblaciones de esos insectos y la transmisión de enfermedades, pero el proyecto no ha logrado por ahora el permiso definitivo.


En marzo se registró el primer caso del brote de dengue actual, en coincidencia con la llegada a Florida de la pandemia de COVID-19, que en los cayos no ha tenido tanta incidencia como en el condado vecino de Miami-Dade.

Desde el año 2009 no se reportaba en los cayos un número tan alto de la enfermedad. En el 2009 se produjo un brote en Key West que se extendió hasta 2010 y presentó 22 casos en el primer año y 66 en el segundo, de acuerdo con la página web del Departamento de Salud de Florida.

En junio de 2016 hubo otro caso de dengue local.

El Aedes aegypti es el transmisor no solo del dengue sino del zika, el chikunguña y otras enfermedades víricas que matan a miles de personas cada año en todo el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2019 hubo 3.139.335 casos de dengue en América, el mayor número desde que hay registros, y 1.538 personas murieron.