La policía en el sur de la Florida arrestó a una joven madre bajo acusaciones de abuso infantil luego que la encontraran a ella desmayada dentro de su auto y su bebé de 7 meses llorando afuera del vehículo en el piso.

El incidente se reportó en la madrugada del jueves en Plantation cuando vecinos llamaron a las autoridades porque había una bebé llorando afuera de un auto.

Cuando la policía llegó al lugar pocos minutos después la bebé estaba sangrando de la cabeza, y tenía la ropa cubierta en sangre. Los oficiales llamaron a los bomberos que transportaron a la niña al hospital.

Al revisar el vehículo, los oficiales entonces descubrieron a la mamá de la niña desmayada del lado del conductor acurrucada con los pies subidos en el asiento. Dijeron que el auto estaba apagado y que las llaves estaban en el piso del lado del pasajero. La mujer fue sacada del automóvil para determinar si «(ella) estaba teniendo una emergencia médica o estaba bajo la influencia de una sustancia».

La investigación reveló que ella había estado bebiendo, lo que le provocó un «desmayo». También había un arma cargada sin asegurar y una botella medio vacía de brandy Hennessey, que los investigadores notaron que ambos estaban al alcance de la niña cuando estaba en el automóvil.

Dijeron que la mujer no sabía que la bebé ya no estaba en el automóvil. La investigación continúa sobre si la niña de alguna manera salió del automóvil por su cuenta o si fue arrojada del vehículo.

La mamá de la pequeña enfrenta cargos de abuso infantil agravado y posesión de un arma de fuego y municiones por parte de un delincuente convicto. La policía también descubrió que tenía órdenes judiciales activas por conducir con una licencia suspendida en el condado de Broward y una orden judicial en el condado de Dade.