douglasrodriguez(3)


El popular chef, Douglas Rodríguez, ha visitado cuba incontables veces, a pesar de la desaprobación de sus padres, quienes huyeron de la isla cuando eran niños a finales de los años 1950, para nunca volver.

El chef que convirtió en arte la tradicional comida cubana, planea viajar a Cuba otra vez en la última semana de septiembre, pero esta vez no va solo. Diez chefs, entre ellos Kevin Sbraga y Mike Isabella, del programa Top Chef, junto con algunos de los principales innovadores culinarios de Miami, Brad Kilgore, del restaurante Alter, y Bernie Matz, de Bodega Taquería, viajarán con Rodríguez para cocinar junto con varios chefs cubanos de los que se hizo amigo en sus visitas. Todo ello como parte de un intercambio culinario y cultural de ocho días.

Rodríguez lleva con él un grupo de hasta 200 visitantes, cada uno de los cuales paga por lo menos $5,000 por la experiencia de lo que Rodríguez llama el Havana Culinary Exchange (Intercambio Culinario de la Habana).

A pesar de que el chef ha perdido amigos debido a sus frecuentes visitas a la isla, no ha perdido su motivación, la cual, según afirma, es la oportunidad de llevar destellos de lo que ocurre en el mundo a hombres y mujeres cubanos tan apasionados como él por la cocina y desesperados por desarrollar sus talentos.


Y es que Rodríguez ha visto de primera mano lo que los chefs cubanos tienen que enfrentar cualquier día de trabajo. El objetivo del chef es seguir haciendo su parte para acercar más a los dos países. Quiere ser uno de los primeros estadounidenses que abra un restaurante en Cuba, cuando sea legal.