A un matrimonio cubano le fue negado la nacionalidad española luego de confirmar su participación como espías en España para el régimen de la Isla.


La Audiencia Nacional confirmó la que fuese decisión del Ministerio de Justicia de denegar la nacionalidad española al matrimonio, pero no a su hija adolescente de 15 años, compartió el diario español El País.

La familia residía legalmente en España desde el año 2012. En el 2014 presentaron la solicitud y la sentencia fue determinada el pasado mes de noviembre.

Durante la tramitación del expediente, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) se opuso a que se  concediera la nacionalidad al matrimonio apelando a “razones de seguridad nacional”.

De acuerdo al informe del servicio secreto, citado por el tribunal, la ciudadana cubana, de 38 años, “realiza distintas actuaciones en favor de los oficiales de inteligencia de alto nivel asentados en España”, al igual que su marido.


“Hay constancia de su asistencia a reuniones de diferente índole del interés de la inteligencia cubana sobre las que mantiene posteriores reuniones con los OI [Oficiales de Inteligencia cubanos]. Posteriormente, niega en círculos próximos el haber mantenido estos contactos y actividades. Estas actuaciones en favor de los servicios cubanos cabe situarlas desde 2010 hasta la actualidad”, añade el informe del servicio secreto español.

La mujer no cumple el requisito de «buena conducta cívica» por razones de seguridad nacional.

En la sentencia referida a su marido, de 51 años, la fiscalía afirma que el informe del CNI «expone los motivos que provocan su recomendación de denegar la nacionalidad y que consideramos no es necesario recoger aquí, precisamente por los motivos de seguridad que se invocan, siendo que constan tanto en el expediente administrativo como en esta vía jurisdiccional».

Los nombres de los agentes no se dan a conocer por motivos de privacidad.