Unos adolescentes curiosos fueron quienes se dieron cuenta de que un gran caimán de aproximadamente 8 pies estaba en apuros.

Lo que algunos pensaron inicialmente se trataba de una tortuga, terminó siendo un caimán atorado en una alcantarilla en el vecindario de Westchester en el suroeste de Miami Dade.


El lagarto fue descubierto el viernes, y los residentes pensaron que sería cuestión de tiempo que como mismo llegó se marchara, pero no fue así. Luego de varios días mostrando su inmensa cabeza en el mismo lugar, algunos comenzaron a preocuparse; y como sospecharon, el animal no tenía modo de salir.

Según reportara Local 10 News, los residentes contactaron a Florida Fish and Wildlife Conservation Commission, con la esperanza de poder liberar al animal.

“Llamamos a obras públicas y usaron algunas bombas de agua para empujar el agua a través del drenaje pluvial”, dijo el oficial de FWC, Ron Washington. «Fue al flujo de salida positivo en el canal y, finalmente, el cocodrilo nadó de regreso al canal».

View this post on Instagram

A post shared by ONLY in DADE (@onlyindade)


Si bien los cazadores no pudieron capturarlo, se le pudo dar una solución satisfactoria el problema y nadie resultó herido.

En redes sociales se compartieron fotos y videos que los residentes por varios días tomaron del animal en apuros.

Ahora las autoridades solo tienen que asegurar el desagüe, para garantizar la seguridad de todos.