Según un informe publicado este lunes, el Servicio Secreto no puede pagar los cientos de agentes designados a proteger al presidente Donald Trump y a su numerosa familia.

El director del Servicio Secreto Randolph «Tex» Alles dijo a USA Today que más de 1.000 agentes ya han los límites federales para el salario y las asignaciones de tiempo extra, los cuales estaban destinados a durar todo el año.

«El presidente tiene una familia numerosa, y nuestra responsabilidad se requiere en la ley», dijo Alles a USA Today. «No puedo cambiar eso. No tengo flexibilidad «.

Trump ha tomado viajes casi todos los fines de semana desde que ocupó la presidencia a sus propiedades en Nueva Jersey, Virginia y Florida, así como viajes internacionalmente. Sus hijos adultos también requieren protección durante sus viajes de negocios y vacaciones.


En la administración de Trump, 42 personas tienen protección, entra las cuales se incluyen a 18 miembros de su familia – un aumento de las 31 personas que tenían protección del Servicio Secreto en la administración de Obama.

En junio, la cadena CNN informó que el Servicio Secreto estaba relajando su política de drogas para posibles empleados, ya que Alles estableció un plan para aumentar las filas de la agencia en más de 3.000 empleados en los próximos años.

Alles se reunió con legisladores del Congreso para discutir la legislación planeada para aumentar el salario combinado y el límite de tiempo extra para los agentes, de $160,000 a $187,000 al año. Le dijo a USA Today que esto sería por lo menos para el primer término de Trump.

Pero añadió que incluso si se aprobara, unos 130 agentes aún no podrían ser pagados por cientos de horas ya trabajadas.

(Con información de Local 10 News)