Un informe publicado por la organización Save the Children analiza la situación de los niños y los adolescentes en 172 países del planeta con el fin de dar difusión a los peligros que amenazan con poner fin a la infancia de millones de niños alrededor del mundo.

El estudio llevó a cabo el análisis de 8 factores: el índice de mortalidad infantil, desnutrición, absentismo escolar, trabajo infantil, matrimonio infantil, parto en la adolescencia y violencia extrema.

Cuba, por su parte, quedó clasificada en el puesto número 61, siendo el número 1 el puesto que menos riesgos presenta para la infancia.

Los resultados del informe arrojan que por cada 1000 nacimientos que se produjeron en Cuba, 5,5 niños murieron antes de cumplir los cinco años y alrededor del 9,5% de los niños en edad escolar no acuden a la escuela.


Conforme van cumpliendo años, los menores cubanos se enfrentan también a otros peligros. Así, según Save The Children, el 15,8% de las mujeres entre 15 y 19 años están casadas o viven en pareja.

«El matrimonio infantil también afecta a los niños, pero en mucha menor medida que a las niñas», señaló el informe.

El estudio detalla que el 11% de las mujeres casadas en Cuba a los 18 años se sitúa en el 11%, una cifra que sitúa a la Mayor de las Antillas al nivel de Nepal con un 11%, Honduras con un 12% o Laos con un 13%.

No obstante, un análisis de la situación en Cuba refleja que el dato más preocupante es que 45,1 mujeres de cada 1000 han sido madres entre los 15 y los 19 años.