Foto: Instagram / iamrousmary

En su visita a Cuba la influencer española Rosa Martorell, conocida en TikTok como «iamrousmary», no solo logra captar con su lente las típicas imágenes de los turistas, también logró captar la miseria de los cubanos, sufriendo en carne propia cuando ni con dinero pudo comprar agua y gasolina entre otros:


«Aquí en Cuba hay escasez de todo. Es prácticamente imposible encontrar agua para beber en los sitios. Tienes que ir preguntando a la gente de las casas para que te consigan agua. Lo mismo pasa con la gasolina. Hemos parado en cuatro o cinco gasolineras y no hay», dijo en su TikTok.

La influencer española en respuesta a un seguidor en dicha Plataforma que le rebatió, cuando le dijo que en Cuba no se pasaba hambre:

«¿Que en Cuba no se pasa hambre? Díselo a los cubanos a ver qué te dicen, o mejor todavía, vete a vivir allí y lo compruebas tú mismo», le respondió categóricamente después de haber sufrido en carne propia la miseria de todo tipo en su viaje a la Isla.

«Yo no sé aquí la gente cómo vive. Es decir… es imposible», «Me es imposible no pasar hambre y sed debido a la escasez de productos básicos. Cuba está destruida producto del socialismo. ¿Queréis esto en España socialistas?», dijo cuándo a pesar de tener dinero hubo momentos en que era imposible adquirir agua y alimentos, dijo impactada ante la situación a que se enfrentan día a día los cubanos.

View this post on Instagram

A post shared by Rosa Martorell (@iamrousmary)


Según comenta en sus redes sociales bajo el nombre de “iamrousmary” de Instagram y TikTok, la influencer Martorell dice que reside en Palma de Mallorca y es ingeniera aeronáutica.

 Por miedo a represalia, a ser reprimida, comentó a través de un video que decidió esperar a estar en su país (España) para publicar las denuncias por lo que pudo apreciar en su visita a la Isla que van en contra del régimen.

 Atreves de una grabación hecha a la 1:00 de la madrugada cuando las personas estaban en cola en espera de la llegada del camión de la leche con muy mala calidad:

«Esta es la realidad de un país comunista como Cuba. Represión, escasez de agua, escasez de leche. La leche llega a la una de la mañana y encima llega sucia. Dicen que la gente tiene que hervirla cuando llega a casa porque si no hay quien se la beba. La leche está llena de mierda», dijo Martorell.