La congresista cubanoamericana, Ileana Ros-Lehtinen, quien deja su cargo tras las elecciones en noviembre hablo sobre varios temas de la política de Estados Unidos y por supuesto de Cuba.

“Me voy del Congreso y todavía no hay una Cuba libre, pero nunca pensé que la libertad de Cuba está en manos del Congreso, eso está en las manos de los cubanos de la isla”, dijo Ileana Ros-Lehtinen a la agencia EFE.

La congresista dijo sin embargo que en el Congreso queda un “grupo maravilloso” “bipartidista” de congresistas cubano-estadounidenses que pueden ayudar al pueblo de Cuba, “pero nosotros no podemos quitar a los Castro, ni liberar al pueblo. Eso era la política de los Estados Unidos en los años antiguos”, dijo.

Sobe el embargo y la votación en la ONU dijo “El embargo no es toda la política nuestra, es el apoyo al pueblo y queremos que tengan libres elecciones, múltiples partidos, que no estén en la cárcel por sus pensamientos, son cosas básicas que los pueblos nos deben ayudar en eso, pero lo que recibimos es silencio”, indicó.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Sobre la política interna de Estados Unidos, Ros-Lehtinen, dijo que estaba en desacuerdo de muchas de las cosas que estaba haciendo el actual presidente Donald Trump. El “presidente Trump está alarmando innecesariamente a las personas para tener una votación contra el Partido Demócrata” dijo en relación con la caravana.

Ileana Ros-Lehtinen lamentó que el partido republicano se esté convirtiendo en un partido de blancos que no representa la diversidad que hay hoy en Estados Unidos.