Familiares del joven cubano que murió baleado en Hialeah dieron a conocer a medios locales su identidad, y dijeron que la persona responsable de su muerte fue su novia.

En la esquina de la 29 calle del oeste y la 3 avenida quedó el cuerpo de Oniel Landys Linares de 23 años, oriundo de Pinar del Río, luego que recibiera varios disparos.

Según el testimonio de los familiares la novia de Oniel, Cristal Díaz, fue quien le disparó en al menos tres ocasiones, aunque no queda claro el motivo del por qué habría actuado así.

Antes de morir, el joven cubano se encontraba comiendo en un McDonalds en compañía de algunos familiares. Cuando la novia llegó el salió del restaurante y según testigos, luego de una discusión la mujer le disparó varias veces.

«Me llamó mi otro hermano, que estaban juntos comiendo ahí. Me llamó y me contó el incidente y yo salí corriendo», dijo a AmericaTeVe uno de los hermanos de la víctima.

En la escena eran visibles la cartera, el celular y el arma que habría utilizado esta mujer.

Hasta el momento la policía de Hialeah solo confirmó que tiene a una persona de interés siendo entrevistada tras una discusión que terminó con una persona muerta.