Gary Prince, víctima mortal del accidente (foto izd- Twitter @fox_sheldon)

Un quiropráctico nativo de Nueva York que era muy conocido en la escena del baloncesto local ha sido identificado como la persona que murió después de que una mujer se estrellara contra un restaurante de Miami Beach tratando de estacionar en paralelo.


El Dr. Gary Prince, de 67 años, murió el jueves después de que la conductora subiera el auto a la acera afuera del restaurante al aire libre Call Me Gaby en South Beach. En el lamentable accidente otras seis personas resultaron heridas, incluido un niño de tres años.

Los amigos del médico le dijeron a WSVN que Prince había trabajado con algunos jugadores de los New York Knicks y que el equipo incluso honró al doctor en el 2019 durante la Noche de agradecimiento a los fanáticos.

“Gary tuvo una vida plena, su amor por el baloncesto, siendo mentor de niños del centro de la ciudad mientras estaba en Nueva York. Parte de su práctica la dedicó a curar las lesiones de los jugadores de baloncesto de los New York Knicks.

‘Dr. Gary Prince fue una persona excelente en términos de ayudar a las personas que lo rodeaban”, dijeron a WSVN sus amigos Kirk Kesapyan y Massimo Quarra, quienes cenaron con el quiropráctico el jueves por la noche.

Prince también entrenó a un equipo llamado Franchise, anteriormente conocido como Gold’s Gym, en la liga de baloncesto callejero Nike Pro City en la ciudad, donde vivió antes de mudarse a la costa este, e incluso fue dueño de un Gold’s Gym en Times Square.


Otro elemento básico del baloncesto de la ciudad de Nueva York también se encontraba entre los heridos. Según los informes, el ex entrenador en jefe del equipo masculino de Manhattan College, Barry ‘Slice’ Rohrssen, se sometió a una cirugía en la pierna después del accidente y se dice que está en buenas condiciones, dijeron fuentes al New York Post. Se desconoce si estaba cenando con Prince.

Según los informes, el hijo de Rohrssen también resultó herido.

Una multitud de personas intentó quitarles el auto de encima y lo lograron, dijo un testigo a WSVN.

Otro testigo detalló el momento en que sacaron al pequeño de debajo del auto. Robert Deburro le dijo a WPLG 10: ‘Había un niño pequeño y algunas personas atrapadas debajo del vehículo. Agarramos el vehículo, un grupo de personas agarró el vehículo, y contamos uno, dos, tres, y levantamos el vehículo, y un mesero sacó a un niño y en minutos, segundos en realidad, la policía estaba aquí y las ambulancias estaban aquí.’

El accidente ocurrió poco después de las 6 de la tarde afuera del restaurante italiano Call Me Gaby, dejando las mesas volcadas y esparcidas por la acera.

La identidad de la mujer al volante no ha sido revelada al público, y hasta el momento no enfrenta cargos. Se desconoce si eventualmente presentará cargos.