Las autoridades identificaron al hombre que atacó a Eduardo Fernández como Robert Lee Ribbs, un hombre de 62 años que vive sin hogar en las calles de Miami.


Tras su arresto, Ribbs confesó haber golpeado a Fernández el domingo en el metromover cerca de Adrianne Arhst Center en el área del downtown de Miami.

A Ribbs se le acusa de robo a mano armada, agresión agravada y agresión a una persona de 65 años o más.

Según su informe de arresto, Ribbs esperó hasta que un guardia de seguridad saliera del metromover antes de abalanzarse sobre la víctima. Ribbs golpeó y pateó a Fernández en el rostro y otras varias partes del cuerpo causándole múltiple fracturas.

Según el informe del arresto, Ribbs confesó haber golpeado a Fernández, y cuando los oficiales se le acercaron dijo: «Oye, hombre, sé de qué se trata esto. Ese viejo me llamó negro».


La policía, sin embargo, dijo que el incidente no fue provocado.

La familia de Fernández creó una cuenta en GoFundMe para pedir ayuda para cubrir los gastos médicos.

A causa de las heridas sufridas Fernández deberá permanecer hospitalizado por al menos dos semanas.