Si bien parece increíble que cinco años después del paso del huracán Sandy por Cuba aún los santiagueros no hayan recibido la totalidad de la ayuda humanitaria que el Gobierno había prometido, lo cierto es que muchos de ellos viven en una situación extremadamente crítica.

Según reporta CubaNet, este fue el caso de Consuelo, una anciana de 73 años que tuvo que albergarse en casa de unos conocidos y murió antes de que su casa, que era de zinc y pedazos de tejas, pudiera ser como las que se construían en las afueras de Santiago de Cuba para otros afectados.

«Como ella, muchos son los que a cinco años de aquella catástrofe que dejó 11 muertos y más de 171 380 viviendas afectadas, entre derrumbes totales y parciales, mantienen su esperanza viva, aunque saben de antemano “que la tarea es dura y hasta el 2029”, como dejó por sentado Lázaro Expósito Canto, Primer Secretario del Partido Comunista en la provincia», denuncia CubaNet.

En la provincia se recogieron cerca de 4,3 millones de metros cúbicos de escombros, y hasta el momento solo 137,251 casos han sido resueltos, quedan todavía 34,129 viviendas por restaurar o reconstruir completamente.


“Los casos de derrumbes totales verán tarde su solución, pues sus viviendas tienen que hacerse de cero, confortables, y viviendas que respondan a la problemática creada”, señaló en aquel entonces Gilberto Romero , vicepresidente del Consejo de Administración Provincial.