Huracán Larry

Larry sigue siendo un gran huracán de categoría 3 a medida que avanza hacia el noroeste sobre el Atlántico. El martes por la mañana, la tormenta tenía vientos sostenidos de 120 mph y estaba a unas 830 millas al sureste de Bermuda.

Se pronostica que el huracán Larry se dirigirá hacia el norte-noroeste y norte el jueves.


Se prevé que Larry se convierta en un huracán de categoría 2 y se mueva cerca de las Bermudas.

El oleaje generado por Larry continuará afectando a las Antillas Menores, porciones de las Antillas Mayores y las Bahamas hasta la mitad de la semana, e impactará a las Bermudas hasta el final de la semana. Oleajes significativos deberían llegar a la costa este de los Estados Unidos y el Atlántico canadiense a mitad de semana y continuarán afectando estas costas hasta el final de la semana. Es probable que estas marejadas provoquen oleaje que ponga en peligro la vida y afecte las condiciones de las corrientes.

El Centro Nacional de Huracanes también está rastreando una perturbación en el centro-sur del Golfo de México asociada con una depresión en la superficie y una perturbación en el nivel superior.

Se pronostica que este sistema se moverá lentamente hacia el noreste sobre el centro y noreste del Golfo de México durante los próximos días. Los vientos en los niveles superiores son actualmente desfavorables para el desarrollo, pero se pronostica que se volverán marginalmente propicios para un desarrollo limitado a medida que el sistema se mueva cerca de la costa norte del Golfo el miércoles y miércoles por la noche.


Se pronostica que la perturbación cruzará Florida aunque el Centro de Huracanes dice que esta área tiene un bajo potencial (30% de probabilidad) de desarrollo durante los próximos cinco días.