Según reporta ABC News, el huracán Harvey alcanzó categoría cuatro con vientos de hasta 130 mph mientras que atraviesa Texaz durante este viernes.

La tormenta, que también tiene ráfagas muy fuertes, está considerada como la peor que ha llegado al estado en las últimas dos décadas.

Mientras que algunos residentens de la zona se abastecían con alimentos, agua y gas, otros salían en medio de la tormenta a asegurar las ventanas y puertas de sus casas y negocios.

Las aerolíneas cancelaron vuelos, las escuelas fueron cerradas mientras que los conciertos y otros eventos planeados en Houston y las ciudades costeras fueron pospuestos.


Incluso después de que el huracán golpee la costa, sus efectos se mantendrán durante días, con fuertes lluvias hasta de 40 pulgadas de profundidad en algunas áreas a lo largo de la próxima semana.