El huracán Dorian, ahora categoría 3 con vientos sostenidos de 120 mph, apenas se mueve y continúa azotando parte de las Bahamas.


La isla que mayor impacto recibe en el momento es Gran Bahama, pero las ondas externas comienzan a hacerse sentir en West Palm Beach, Florida.

Hasta el momento las autoridades bahamenses han reportado 5 fatalidades entre ellas un niño de 7 años; sin embargo, medios locales difunden información en las redes de docenas de desaparecidos.

«Es una destrucción total en todos lados», dijo a CNN Sharon Rolle, residente de Bahamas.

El primer ministro bahameño, Hubert Minnis, dijo que muchas casas, negocios y otros edificios han sido destruidos total o parcialmente, y calificó la devastación como «sin precedentes y extensa».


En el parte de las 0500 horas este martes el Centro Nacional de Huracanes informó:

– Los vientos devastadores y las mareas de tormenta continuarán durante varias horas más en Gran Bahama, ya que la tormenta permanece atrapada en la isla. Se ha movido solo unas pocas millas en las últimas horas.

– Se esperan mareas de tormenta que amenazan la vida junto con algunas de las costas del este de Florida, y a lo largo de las costas de Georgia y Carolina del Sur, independientemente de dónde se mueva el centro de Dorian.

– El riesgo de vientos huracanados a lo largo de la costa de Carolina del Norte está aumentando.

– La amenaza de inundación repentina aumentará a lo largo de Florida durante el martes, y se extenderá por la costa sureste y mitad del Atlántico durante el resto de la semana.