Alexis Valdés regresa a la televisión en Miami

El humorista cubano Alexis Valdés está de cumpleaños y se dedicó un poema a sí mismo en redes sociales.


«Hoy es mi cumpleaños y me dedico estos versos a mi mismo y de paso a ustedes. Gracias por estar ahí por tantos años» dijo Alexis.

View this post on Instagram

Hoy es mi cumpleaños y me dedico estos versos a mi mismo y de paso a ustedes. Gracias por estar ahí por tantos años Un día como hoy nací Esa la ciudad Habana Solo los ojos abrí. Y ya lloré una semana Será quizás que intuí que vivir daría fatiga o quizás fue que sentí un gran dolor de barriga. A mi madre la perreta no la dejaba zurnar se le secaron las te… y ya no pude mamar. Y parece que al notar que era aquello una tragedia fue que decidí cambiar y torcí hacia la comedia. Me puse cara de tonto y me separé los dientes y fue como así, de pronto vi a la gente sonriente. Y cuánto me debió gustar que sin esperar el resto me dije aún sin hablar “yo voy a vivir de esto”. Y así fue que me mantuve entre broma y carcajada por una idea que tuve en la primera nalgada. En Santo me covertí ved el milagro que obro hago un chiste sobre mi el otro ríe y yo cobro. Y ya son cuarenta años viviendo yo de esta guisa que comienza en mi cabeza Y termina en tu sonrisa. Y a usted pues, que decir que es cómplice en el empeño de que yo pueda cumplir ese sueño de pequeño… Que gracias senkiu mercí por las risas que han vertido dándole el mejor sentido a aquel día en que nací. Un día como hoy nací Esa la ciudad Habana Solo los ojos abrí. Y ya lloré una semana Será quizás que intuí que vivir daría fatiga o quizás fue que sentí un gran dolor de barriga. A mi madre la perreta no la dejaba zurnar se le secaron las te… y ya no pude mamar. Y parece que al notar que era aquello una tragedia fue que decidí cambiar y torcí hacia la comedia. Me puse cara de tonto y me separé los dientes y fue como así, de pronto vi a la gente sonriente. Y cuánto me debió gustar que sin esperar el resto me dije aún sin hablar “yo voy a vivir de esto”. Y así fue que me mantuve entre broma y carcajada por una idea que tuve en la primera nalgada. En Santo me covertí ved el milagro que obro hago un chiste sobre mi el otro ríe y yo cobro. Y a usted que le he de decir que es cómplice en el empeño de que yo pueda cumplir ese sueño de pequeño… Que gracias senkiu mercí por las risas que han vertido dándole el mejor sentido a aquel día en que nací.

A post shared by Alexis Valdes (@alexisvaldes) on

Poema de Alexis Valdés:


Un día como hoy nací
Esa la ciudad Habana
Solo los ojos abrí.
Y ya lloré una semana

Será quizás que intuí
que vivir daría fatiga
o quizás fue que sentí
un gran dolor de barriga.

A mi madre la perreta
no la dejaba zurnar
se le secaron las te…
y ya no pude mamar.

Y parece que al notar
que era aquello una tragedia
fue que decidí cambiar
y torcí hacia la comedia.

Me puse cara de tonto
y me separé los dientes
y fue como así, de pronto
vi a la gente sonriente.

Y cuánto me debió gustar
que sin esperar el resto
me dije aún sin hablar
“yo voy a vivir de esto”.

Y así fue que me mantuve
entre broma y carcajada
por una idea que tuve
en la primera nalgada.

En Santo me covertí
ved el milagro que obro
hago un chiste sobre mi
el otro ríe y yo cobro.

Y ya son cuarenta años
viviendo yo de esta guisa
que comienza en mi cabeza
Y termina en tu sonrisa.

Y a usted pues, que decir
que es cómplice en el empeño
de que yo pueda cumplir
ese sueño de pequeño…

Que gracias senkiu mercí
por las risas que han vertido
dándole el mejor sentido
a aquel día en que nací.

Un día como hoy nací
Esa la ciudad Habana
Solo los ojos abrí.
Y ya lloré una semana

Será quizás que intuí
que vivir daría fatiga
o quizás fue que sentí
un gran dolor de barriga.

A mi madre la perreta
no la dejaba zurnar
se le secaron las te…
y ya no pude mamar.

Y parece que al notar
que era aquello una tragedia
fue que decidí cambiar
y torcí hacia la comedia.

Me puse cara de tonto
y me separé los dientes
y fue como así, de pronto
vi a la gente sonriente.

Y cuánto me debió gustar
que sin esperar el resto
me dije aún sin hablar
“yo voy a vivir de esto”.

Y así fue que me mantuve
entre broma y carcajada
por una idea que tuve
en la primera nalgada.

En Santo me covertí
ved el milagro que obro
hago un chiste sobre mi
el otro ríe y yo cobro.

Y a usted que le he de decir
que es cómplice en el empeño
de que yo pueda cumplir
ese sueño de pequeño…

Que gracias senkiu mercí
por las risas que han vertido
dándole el mejor sentido
a aquel día en que nací.

Alexis Valdés