hombre-miami-asesino


Joaquín Villagra, de 32 años de edad, se entregó hoy ante la policía y confeso que asesino a su madre “Hice algo terrible”, fue lo primero que le dijo Villagra a la policía, según el reporte al que tuvo acceso el Nuevo Herald.

El hombre asegura que las drogas lo llevaron a cometer ese crimen, su madre, Lisbeth Sandigo, de 54 años, fue encontrada sin vida el jueves 14 de julio en el apartamento ubicado al 10792 del Suroeste y la Quinta Calle, en Sweetwater.

De acuerdo al informe policial, el cuerpo de Sandigo fue encontrado por el encargado del condominio, que ingresó al inmueble a pedido de los familiares de la víctima que estaban preocupados porque la mujer no atendía el teléfono o la puerta desde el 11 de julio.

“Fui muy malo. Estaba extraño, raro. No era el mismo”, dijo Villagra en el reporte.