Luego de que el primer juicio quedara anulado, Robert Ribbs fue encontrado culpable de asalto en un segundo juicio, con un jurado diferente.


Ribbs es el hombre acusado de propinar una brutal golpiza a un anciano de Miami que viajaba en el metromover el pasado 20 de septiembre del 2020.

La victima, Eduardo Fernández, de 73 años, testificó en ambos juicios por la golpiza que lo dejó con fractura de cráneo y sangrado en el cerebro. Su pómulo quedó incrustado en su cavidad sinusal.

Familiares dijeron que Fernández se encontraba aquella mañana del ataque, en camino al trabajo haciendo el trayecto en el metromover entre la estación del Centro Stephen P. Clark y la Estación Omni.

Las cámaras de vigilancia grabaron cuando Ribbs de repente golpeó y pateó a Fernández, quien no tuvo la oportunidad de defenderse, dijo la policía.

Los oficiales arrestaron a Ribbs el 22 de septiembre de 2020 y los fiscales lo acusaron de agresión agravada, agresión con gran daño corporal, agresión a una persona de 65 años o más y robo con violencia.


Los abogados de Ribbs en su defensa dijeron que él no era el hombre en el video.

Su sentencia tendrá lugar el 1 de diciembre.