Un hombre de 51 años ganó un millón de dólares con un «raspa y gana» de la lotería del estado de Nueva York.

El hombre descubrió después que padecía un cáncer terminal y murió 23 días después del premio.

Donald Savostano decidió recibir un cheque de 661 mil 800 dólares del millón ganado.