David Casarez decidió que no iba a pedir limosna y en cambio se vistió de camisa y corbata y se paró en una concurrida intersección de Silicon Vallley, en California, entregando su «curriculum» en los semáforos.


Su esfuerzo tuvo premio, una persona se detuvo y le preguntó si podía sacarle una foto y publicarla en las redes sociales y Casarez lo autorizó, según el New York Post.


Para la tarde del sábado, se había visto inundado con más de 200 ofertas de trabajo.

«Google se acercó a mí», dijo el estupefacto de 26 años a The Post.

«Tantas otras compañías. Pandora. Un montón de nuevas empresas «, dijo, hablando por teléfono en un Starbucks cerca de donde se había ido a mendigar, literalmente, por trabajo.

Tiene licenciatura en sistemas de administración de información de Texas A & M University, consiguió un buen trabajo como desarrollador web en General Motors en Austin, pero luego cambió su 401-K y condujo a Silicon Valley para perseguir el sueño de su propia empresa tecnológica: quedó sin efectivo en junio.

«He estado viviendo en mi automóvil durante más de un año», dijo.

«Nadie estaba contratando. Tuve una entrevista con Apple en enero, pero el trabajo se completó interalmente «, dijo.

Casarez dice que hizo algunos trabajos independiente: algunos trabajos de diseño web y diseño de logotipos.

Pero hace un mes, su camioneta fue embargada, dijo, y ha estado durmiendo en el parque desde entonces.