Un hombre del sur de la Florida logró atrapar a un cocodrilo casi sin precedentes mientras cazaba.

Jim Howard, residente de Cooper City, le dijo al Miami Herald que estaba en el lago Okeechobee una noche cuando vio caimanes «gigantes» en el agua.

Howard, que tenía un permiso como parte de una lotería estatal de cacería de cocodrilos, utilizó pulmón de ternera para atraer a los caimanes a la superficie.

«Lo dejo afuera por unos dos días, así que es más apestoso. De esa forma el cocodrilo lo huele», le dijo al Herald.


Su último premio: un caimán de 12 pies y 1,000 libras. Eso queda muy cerca del récord estatal, que pesó 1,043 libras y medía más de 14 pies de largo.

El programa Statewide Harvest de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de la Florida tiene una cuota de dos caimanes por permiso.

Howard le dijo al Herald que esta captura extra grande cumple con su cuota. Ya él había casado uno de 8 pies en el 2012.