Una taxista de Miami fue asaltada a punta de pistola por un residente de Texas mientras lo llevaba de Miami a un destino en Hallandale Beach.

Isabel Samánez, quien es taxista desde hace 20 años, contó a WSVN 7 News sobre su aterradora experiencia en horas de la madrugada del pasado jueves.

“Me sentí muy mal, muy mal. No pude hacer nada ”, dijo.

Samánez dijo que la terrible experiencia comenzó cuando recogió al sospechoso, luego identificado como John Cleveland, residente de Texas de 30 años, en el Hilton Miami Airport Blue Lagoon en West Miami-Dade, alrededor de las 2 a.m. del jueves.


Samánez dijo que las cosas iban bien durante el viaje hacia el norte, pero cuando se detuvo en el destino de Cleveland en la playa de Hallandale, el hombre le puso una pistola en la cabeza y amenazó con golpearla con el arma.

«Tomó mi celular, mi tableta y me pidió dinero», dijo. “No entregué mi dinero, pero me apuntó con el arma a la cara y luego me amenazó con pegarme con una pistola. Entonces le di mi dinero».

Asustada y sacudida, la víctima corrió a la policía. Los oficiales usaron la aplicación Find My Phone para localizar el teléfono celular robado, y eso fue lo que los llevó directamente al sospechoso.

Los investigadores dijeron que los agentes encontraron a Cleveland durmiendo en un auto robado. El residente de Houston finalmente confesó el asalto, sin embargo dijo que usó una pistola falsa para cometer el robo. Lo que de seguro no fue falso fue el susto y el mal rato que le hizo pasar a su víctima.

Cleveland, quien apareció en la corte el viernes, enfrenta una lista de cargos, incluyendo robo a mano armada y robo de un vehículo.

Samánez dijo que, sabiendo que Cleveland está tras las rejas, ahora puede descansar tranquila y continuar haciendo el trabajo que ama.

«Me siento mucho mejor ahora», dijo. “Estos últimos días han sido terribles. Ni siquiera pude dormir, teniendo flashbacks del momento. Gracias a Dios que se acabó «.

A partir del lunes por la mañana, Cleveland permanece en la cárcel principal del condado de Broward con una fianza de $ 57,000.