Un hombre disparo fatalmente a un joven trabajador de Burger King porque la orden de su mujer demoraba mucho.


El lamentable incidente sucedió en Orlando el sábado alrededor de las 7:30 pm cuando el restaurante estaba especialmente ocupado y las órdenes estaban demorando un poco más de la habitual, informó WKMG.

Una mujer que estaba en la cola comenzó a protestar por la demora y comenzó a amenazar con que buscaría a «su hombre». Ante las protestas se le devolvió el dinero y se le pidió que se marchara.

La mujer sin embargo regresó poco después y con ella un hombre que fue luego identificado como Kelvis Rodríguez-Tormes, de 37 años.

Rodríguez-Tormes inició una pelea con uno de los empleados a quien agarró por el cuello en un intento de estrangulamiento. Una persona logró intervenir y librar a la víctima, identificada como Desmond Armond Joshua, de 22 años.


Sin embargo, Rodríguez-Tormes no desistió. Fue entonces que se marchó a su auto y regresó con un arma de fuego.

«Tienes dos segundos antes de que te dispare», le dijo al joven antes de disparar y darse a la fuga con la mujer.

Según los investigadores, Joshua acababa de comenzar a trabajar en el Burger King unos días antes. Las autoridades dijeron que lo llevaron a un hospital cercano donde murió.

Los registros muestran que Rodríguez-Tormes y la mujer fueron entrevistados después del tiroteo.

Aunque sus declaraciones están en su mayoría redactadas, el informe indicó que Rodríguez-Tormes desmanteló el arma utilizada en el tiroteo y la colocó «en un lugar que no se puede ubicar».

Rodríguez-Tormes está acusado de asesinato en primer grado con arma de fuego, destrucción de evidencia y posesión de arma de fuego por un delincuente convicto.