Marcia Ferreras y José Segura

Un nuevo caso de homicidio-suicidio ha tenido lugar en el estado de Nueva Jersey. Las autoridades investigan el caso, en el cual un hombre le quitó la vida a su ex-pareja y luego se suicidió. Ambos eran dominicanos y los hechos sucedieron en el cuarto de un motel en Hackensack, Nueva Jersey.

Todo comenzó con una disputa, cuando José Segura Montero, de 45 años, a eso de las 5:00 a.m. del lunes 2 de julio llegó buscando a Marcia Ferreras, de 41 años, en su casa. Segura entró en la propiedad con un arma y se llevó a Ferrera a la fuerza, según contó Erick Cuevas, sobrino de la víctima.


“Cuando yo salgo él la tiene encañonada y le dice tú y yo tenemos que hablar”, narró el testigo. “Él le da una galleta (bofetada) y eso a mí no me gustó”, añadió Cuevas.

Cuando Cuevas intentó defender a su tía, Segura le apuntó con la pistola. Cuevas cuenta que su tía para evitar un altercado entre los hombres le dijo a él «no, no espérate, él y yo vamos a hablar”. Con lo cual terminó iendose obligada con Segura.

Segura la subió a su auto y salió a toda velocidad. Fue en este instante que Cuevas sin perder un segundo comunicó con las autoridades y reportó lo sucedido.

“Esto no sé cómo lo vamos a asimilar. No sé. Era una mujer joven, era alegre”, expresó Maribel Ferreras hermana de la víctima.


Pasadas tres horas las autoridades localizaron a la pareja en una habitación del motel Knights Inn en Hackensack.

“Yo marqué su número de él y ella me contestó: no hagan nada, no hagan nada”, comentó Maribel Ferreras.

La policía tocó la puerta de la habitación y de inmediato escucharon dos disparos. Al entrar, encontraron a ambos muertos y un revólver en el suelo.

La familia contó que Marcia había terminado la relación desde hacia meses, pero que el parecía no tomar bien la separación y continuaba acechándola.

Los cuerpos fueron trasladados al médico forense, para confirmar el reporte preliminar que se cree que Segura disparó a Marcia y luego se disparó a el mismo quitándose la vida.

La familia del sospechoso declinó hacer declaraciones.