Mike González fue arrestado por dos oficiales de la policía de Coral Gables por supuesta indisciplina en un popular bar de Miracle Mile, pero hay un video de las cámaras de seguridad del local que muestra una historia distinta a lo que dijeron los policías. El abogado de González asegura que que los policías mintieron y por tanto tomarán acción legal contra ellos.


Todo sucedió en agosto del 2017 en el ahora cerrado restaurante Tarpon Bend en la Coral Way. González, un agente de bienes raíces, dijo que estaba sentado en una mesa con amigos cuando dos policías fuera de servicio, que trabajaban como agentes de seguridad, le dijeron que se fuera.

González habló en exclusiva con Local 10 News y dijo hasta ese momento nadie del restaurante le había pedido que abandonara el local.

El video, entregado a Local 10, muestra al grupo en la mesa conversando cuando dos oficiales se acercan. González dijo que aún no estaba claro por qué estaban siendo señalados. Entonces las cosas se intensificaron rápidamente. El video muestra a un amigo de González hablando con los oficiales antes de que de repente lo empujen y lo lleven al suelo.

«Uno de los oficiales intentó agarrar su mano y él levantó la mano, y cuando lo hizo, el oficial decidió atacarlo en el piso», dijo González, agregando que el oficial desplegó un arma Taser tres veces.


Aturdido, González dijo que sacó su celular para grabar. El video muestra a otro patrón de bar con una camisa roja caminando hacia González y empujándolo en la cara y el pecho. Dijo que más tarde supo que ese hombre era David Rhodes, un oficial fuera de servicio del Departamento de Policía de las Escuelas de Miami-Dade.

En cuanto a Rhodes el sistema de escuelas públicos de Miami Dade dijo en un comunicado que él solo fue un testigo que no participó, y por lo cual no fue disciplinado.

En cuanto a los dos oficiales, fueron identificados como Detective Zaccheo y Oficial Miguelez. El sargento Kelley fue quien redactó un informe del arresto pero él llegó al restaurante en respuesta a una llamada por la supuesta «perturbación». En el informe sin embargo puso que hizo que González retrocediera pero que este le golpeó las manos y se negó a cumplir.

«No lo hice en absoluto, y tenemos cuatro ángulos diferentes de videos para probarlo», dijo González a Local10.

El video muestra que González se aferraba a la barandilla durante el intercambio hasta que varios oficiales lo empujaron fuera del restaurante.

«Me rasgaron la camisa, me avergonzaron delante de todos», dijo González.

González fue entonces acusado de agresión contra un oficial de policía, resistiendo con violencia y traspasar luego de una advertencia.

El mes pasado, un juez dictaminó que no había pruebas que demostraran que González cometió los crímenes y lo absolvió de los cargos.

«Lo más sorprendente es que el oficial afirmó que le dijo a mi cliente que se fuera dos o tres veces antes del altercado», dijo el abogado de González. «En el video se puede ver claramente que él pasó por delante de nuestro cliente y no le dijo nada, y cuando usted fabrica ese tipo de información y cuando se presenta ante un jurado y se miente al respecto, alguien tiene que rendir cuentas. . «

González ha emprendido acciones legales, pero dijo que aún se pregunta por qué los oficiales eligieron su mesa esa noche. También presentó una queja oficial ante el Departamento de Policía de Coral Gables contra todos los oficiales involucrados.

Por su parte el jefe de la policía de Coral Gables, Ed Hudak, escribió en una declaración, «los asuntos internos han recibido instrucciones para investigar el asunto y los procedimientos judiciales».