Richard Wilbanks y su cachorro Gunner han sido inseparables desde que se conocieron hace tan solo tres meses en una tienda de mascotas en Miami.


Un video esta semana del rescate de Gunner de la boca de un caimán se hizo viral en las redes sociales. El pequeño Cocker Spaniel le debe su vida hoy a su dueño quien no dudó un segundo en meterse al lago al cual el caimán lo arrastró para comérselo.

“Fue como un misil”, dijo a medios locales Richard recordando el incidente. “Estábamos a solo 3 pies de distancia, pero golpeó como una serpiente. Tenía a Gunner en una mordida y me apresuré a entrar al agua».

Todo sucedió en una reserva natural en el patio trasero de su casa en Estero, Florida, donde Wilbanks y su esposa viven hace cuatro años. La pareja con frecuencia paseo por el área nunca pensando que algo así pudiera suceder.

En un instante, el cocodrilo de casi 4 pies se lanzó desde el agua y agarró a Gunner. Sin dudarlo, Richard saltó al agua tras el cachorro y el caimán que lo tenía entre las mandíbulas.


Inmediatamente después del ataque, Gunner estaba en estado de shock. Una vez que Richard pudo liberar a Gunner, el caimán apretó sus manos y luego tuvo que liberarse. La pareja regresó a la casa, ambos chorreando sangre.

Después de una rápida solución casera en las manos de Richard, Gunner fue al hospital de animales donde los médicos encontraron una herida punzante. Los Wilbanks estaban preocupados por cualquier lesión interna, pero los rayos X mostraron solo algo de agua en los pulmones. El cachorro permaneció en el hospital durante unos días para recuperarse.

Gunner está tan bien hoy. Saluda a los visitantes en la puerta con una energía que solo los cachorros pueden reunir, y tiene una nueva correa para sus paseos.

El desgarrador intento de Gunner y Richard fue grabado en video porque la Federación de Vida Silvestre de Florida y la Fundación fstop instalaron cámaras para rastrear la vida silvestre en el área.

«Estoy satisfecho con el trabajo que hacen», dijo Richard sobre FWF. «Y esto le permite a la gente saber que podemos vivir con la vida silvestre», añadió feliz de saber que el caimán aún está vivo «nadando por ahí».