Minko, de 36 años y residente de White Springs, Florida, provocó un infierno en un vuelo de Spirit Airlines que cubría la ruta de Nueva Jersey a Fort Lauderdale.


El exceso de alcohol y pastillas genéricas de Xanax fueron la mezcla perfecta para que agrediera a dos auxiliares de vuelo y amenazara a otros pasajeros.

“Después de que el vuelo partió, el acusado bebió una cantidad excesiva de whisky de una botella en su poder y consumió alprazolam (forma genérica de Xanax)”, dijo la fiscalía que acusó al hombre por poner en peligro un vuelo.

Una azafata y tres pasajeros usaron esposas de plástico para asegurar las manos de Minko a sus espaldas y así poder tenerlo controlado.