Las autoridades dijeron que un hombre de Florida que no tenía ganas de presentarse a su turno en un restaurante de Hardee, decidió llamar al 911 para informar de un robo en su vivienda.


WFTS-TV informa que Brian Anderson, de 32 años, de Dundee, dijo a los despachadores el martes que dos hombres portadores de armas se llevaron su collar, dinero y su teléfono antes de subirse a un auto y marcharse.

Los agentes del alguacil del condado de Polk fueron a la escena y se dieron cuenta rápidamente de que nunca había ocurrido un robo.

En una publicación en Facebook, la agencia dijo que Anderson confesó, y agregó que «en el lado positivo, Brian no tuvo que ir a su turno de las 11 a.m. en el restaurante».

Anderson está acusado de hacer mal uso del sistema de llamadas de emergencias 911 y de dar información falsa a sabiendas a las autoridades.