Imagen representativa (pixabay)

Un hombre de Tampa en Florida estuvo a punto de perder una de sus manos tras contraer una bacteria «carnívora» durante un día de pesca.


Mike Walton dijo a WFTS de Tampa que el pasado sábado se pinchó con un anzuelo durante un día de pesca en el Golfo de México a unas 20 millas de Palm Harbor.

Horas luego tuvo que acudir al hospital porque su mano comenzó a hincharse. En el hospital se le administraron antibióticos.

Walton dice que para el domingo de Pascua, había burbujas negras creciendo en su mano lesionada. Fue llevado al Hospital General de Tampa donde los médicos de enfermedades infecciosas comenzaron a tratarlo.

Inicialmente los médicos consideraron la posibilidad de amputarle la mano pero pudieron contener la bacteria con los antibióticos.


Walton será dado de alto este jueves pero continuará con medicamentos por un mes.