Un hombre de Florida fue arrestado a principios de esta semana por presuntamente propinar una golpiza a su propio hijo que lo llevó a la muerte. Su pareja también resultó arrestada en el macabro asesinato donde la policía encontró el cuerpo del niño luego de varios días muertos, encerrado en un cuarto de lavandería de la casa en el condado de Brevard.


Ambos acusados fueron identificados como Jason Godleski de 33 años y Samarial Dubose, de 30 años, de Palm Bay, Florida.

Según una declaración jurada de arresto, Godleski llamó a la policía el 22 de octubre y les dijo que su hijo, Noah, estaba sin conocimiento dentro de una casa en Colonial Ave. El informe de arresto dice que la policía llegó a la casa y encontró al niño en la lavandería con trauma en su cuerpo. Dijeron que parecía que había estado muerto durante un largo período de tiempo.

«Lo que descubrimos fue horrible», dijo el jefe de Palm Bay, Nelson Moya, durante una actualización mientras sostenía una foto de Noah.

Dubose estaba en Connecticut cuando la policía fue a arrestarla. Según los informes, afirmó que Noah había sido puesto en el cuarto de lavado el 17 de octubre por «portarse mal» y permaneció allí durante varios días.

Dubose le dijo a la policía que Godleski entró en la lavandería y lo escuchó gritarle a Noah. Ella dijo que también escuchó lo que sonó como si él «golpeara severamente a la víctima», según los investigadores.


Alrededor del 20 de octubre, la familia se marchó de la casa con los otros niños rumbo a Connecticut, dejando atrás a Noah.

Por su parte la abuela paterna de la víctima dijo a los oficiales que Godleski dijo que el niño había sido golpeado con fuerza en la cara y en la parte posterior de la cabeza. La policía dijo que Godleski y su novia hablaron sobre llevar al niño al hospital, pero dijeron que lo harían al día siguiente si no caminaba.

Según los informes, Godleski declaró que el niño no pudo formar oraciones unos días después de la golpiza. El informe del arresto dice que Godleski usó las propias manos del niño para rasparle la cara y hacer que las heridas parecieran autoinfligidas.

«Como padre, estoy disgustado por este caso. Estoy enojado», dijo el jefe Moya.

Según los informes, Godleski y Dubose le dijeron a los otros niños que decir a las autoridades cuando le preguntaran.

Una investigación reveló que en el 2013 y 2018 ya habían reportes de abuso doméstico donde el niño era la víctima de Dubose.

«En marzo de 2020, hay una acusación confirmada a través de nuestro Departamento de Servicios para Niños y Familias de un caso que involucra una acusación presentada por un maestro en una de nuestras escuelas locales de que Noah fue víctima de abuso infantil a manos de ambos sospechoso y su novia «, dijo Moya.

Godleski fue ingresado en la cárcel del condado de Brevard esta semana. Tuvo su primera comparecencia ante un juez el miércoles. La madre biológica de Noah, que vive en Florida, ha sido notificada de su muerte.