Un hombre de la Florida que fue detenido por conducir a exceso de velocidad dio una explicación a las autoridades muy poco común.


Se trata de Jon Pickard de 52 años de edad, quien el pasado domingo condujera su Honda Accord a 90 mph por una vía de 55 mph en Tarpon Springs, Florida, de acuerdo al sitio The Smoking Gun.

Cuando fue detenido por un oficial de la ley, Pickcard explicó que tenía apuro en llegar a casa porque venía de una relación extramatrimonial.

Al momento de la detención Pickard no parecía estar bajo la influencia de drogas o alcohol, según la declaración jurada de arresto. Simplemente dijo a los oficiales que «tenía que llegar a casa a toda prisa porque estaba engañando a su esposa».

Los oficiales procedieron a su arresto por conducir imprudentemente, pero al revisarlo encontraron en un bolsillo una bolsa con 2.1 gramos de lo que resultó ser cocaína. Pickard «espontáneamente» le dijo a los oficiales que acababa de comprarla por $ 50.


Luego, los oficiales agregaron un delito grave por posesión de drogas al delito de conducción imprudente de Pickard.

Después de pagar una fianza de $ 2250, Pickard fue liberado de la cárcel. Su comparecencia ante la corte está programada para el 5 de diciembre.

Pickard había sido arrestado previamente en marzo de 2019 por agresión doméstica, presuntamente había empujado y arañado a su esposa durante una discusión en su casa. Ese caso fue abandonado por la oficina del Fiscal del Estado por solicitud de la esposa de Pickard.